martes, 12 de agosto de 2008

Ensoñaciones

Si yo fuera un lienzo,
cada línea tirada es el porvenir, un arañazo desde el que respirar.
Un escondite de miedos y Océanos.
Arena mojada, huellas perennes.

Amor caduco...

Si yo fuera un lienzo, te regalaría mis ojos de espejo.
El sentir de mi piel contra la tela y llegar hasta esa línea perdida en los hondos pozos escondidos
del bosque que muestra óleos calciformes, figuras estrambóticas y
bellos anhelos dorados.

Si tornáseme yo bosque, te cantarían los ecos y allá, en el claro, abrigaría tu cuerpo con una hoguera.

Quiero en los mapas el arraigo de mi nombre.
Colmarme de lluvia y bailar, bailar...
bailar con el viento enmarañado en copas de noche.

No hay comentarios: