martes, 26 de agosto de 2008

Las palabras nos hacen

Palabras que conmueven.
Poetas que no pueden llorar.
anuncios que nos compran el consumo de trabajo
para vivir emocionalmente equilibrados.

Un oficio que se lleva en el bosillo
y por el descosido académico
se desmigajan los sueños de vivir
de tinta y verso,
aunque las migas de pan brillan en la oscuridad.
Siempre podré volver a casa.

1 comentario:

Clarisa Vitantonio dijo...

... migas de pan brillan en la oscuridad.
Qué dificil el oficio de la poesía. Crudo y ...
Enhorabuena !!!!
Clarisa