domingo, 19 de octubre de 2008

Deliro Versos

Desterrada de mi reino,
tras aguja de sal, repoblando el camino.
Deliro versos.
Sólo me queda la cara de plata y el vaivén de mi muñeca.
Desenfreno tus labios carmesí cominedome a desvelos.
En cada suma un vagón,
ideas descalzas
que buscan precipicios desde los que arrojarse al vacío.
El quejido se me ha cosido a la boca
busca compasión, busca saciar la derrota...

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Habrá que comprar unas tijeras potentes.......

........





..me encanta.

L.

Giovanni-Collazos dijo...

Deliras de lo lindo...

Me gustó el poema.

Un beso.

Gio.

Giovanni-Collazos dijo...

"Las tumbas se llenaron de poemas
que sólo los muertos entendían"

Sí, claro que puedes coger este verso mío como epígrafe... ya me gustaría leer ese poema.

Un beso.

Gio.