domingo, 19 de octubre de 2008

Nubes de algodón








Traían en sus manos el ajuar de las experiencias vitales, dejando caer como lluvia sobre el Mar Caspio la entrada a nuevos horizontes.
Eran de manos delicadas, gesto esbozado de sonrisas palpitantes.
Campanillas nocturnas que deambulan por la estratosfera.
Eran seres de luz...

1 comentario:

Giraluna dijo...

Hola!
Ya se te echaba en falta...
me han encantado los dos... y encima, ilustrado!

Un beso, Giraluna.