jueves, 7 de mayo de 2009

La Nada

He lavado la cara a tu futuro

Deshilaché frente al espejo el iris,
deslavacé el espejo hasta que no quedó más que la erosión de las expectativas.

La luz fría entra por la ventana del patio interior y levemente ilumina el brillo del baldosín
y crece, crece de puntillas sobre el suelo moteado.
Crece la luz apoyándose en la puerta.

No hay comentarios: