lunes, 30 de noviembre de 2009

Desarrollarse

Extender el brazo sobre la línea blanca e infinita que recorre el negro, también infinito y creer que puedes recorrerla entEra.
Comprender también, que en sus aceras escribes sinceramente, violentamente,
sorprendentemente bajo la niebla.

3 comentarios:

Mr . A dijo...

Efectivamente hay aceras que o bien están escritas o bien paren hojas mojadas que después de leídas se van de viaje por las alcantarillas , no recuerdo que decía la hoja pero nos recuerdo reír así que supongo que no era nada tan denso ni como tu abrigo ni como mi borrachera.

Por cierto;


Viva Bob Esponja
Soy un Goofy Goober!!!
http://www.youtube.com/watch?v=R74k2MCHf4Y

Mr . A dijo...

Tampoco viene a cuento , pero este es de partirse

http://www.youtube.com/watch?v=6HcJTzqm0C8&feature=related

Ernesto Pentón dijo...

Muy bueno esto, Jana. Gracias también por el libro de Maram al-Masri, lo he disfrutado mucho. Un beso.